Ediciones by Arkadia





 

Siento que, cuando una persona se sienta a tomar una taza de té, no debería nunca pensar en otra cosa que no fuera algo placentero. Esa es la razón primera para plasmar estos textos en forma de libro organizado y publicado, en lugar de los ensayos que normalmente abarrotan todos los lugares de mi oficina, mi casa y mis carteras.
Cada vez que alguien se sienta en posición de geisha, con las piernas recogidas y apoyada sobre sus talones, y se entrega a la calma ceremonia del té, respeta una regla básica que es, la de la conversación agradable entre los concurrentes al convite.
Recordemos siempre que en cualquier lugar del mundo que sea, cuando se toma el té, no importa con el estilo, vajilla o compañía que sea, el propósito profundo es el de compartir un momento deleitable. Es la amistad, lo social, la tertulia, alrededor del té.
Estos cuentos, inspirados en distintos lugares, algunos a partir de hechos sucedidos, otros porque así fueron contados, creo estimularán el momento, incitarán el comentario, promoverán el encuentro. Los transcribo y los ilustro como a mí fueron legados para que también ustedes, como hice yo en algún momento, taza de té en mano, ánimo sereno, una sonrisa a flor de labios y la persuasión justa, se deleiten con ellos y disfruten de una perfecta tarde de té.


Liliana Pagnotta





Hace mucho mucho tiempo atrás, un fin de año quise hacerles un regalo a mis seres queridos, y como estaba absolutamente pobre, les escribí un cuento, busqué una bella imagen del Siglo XIX y envié el combo por mail, al poco tiempo varias de mis amigas-clientas, me pedían algo similar para regalar ellas mismas, así, un par de meses después hacía su aparición en sociedad “Cuentos para la Hora del Té” el primero de los libros que hoy conforman la Ediciones by Arkadia. La primera muestra era una sucesión interminable de relatos, un libro grande, gordo, imposible de tener entre las manos, y tuvo que acudir en mi auxilio el saber valiosísimo de Vicky Sigwald, maestra en papel y con un buen gusto como he visto pocos, y de quien me honra su ya añosa amistad, para que plasmáramos una imagen:

.-Los cuentos que dieron origen al libro los leen toda gente muy ocupada, las más de las veces en la pequeña pausa de oficina…mientras toman un café (un té aclaré yo…)
.- da igual al propósito…el libro entonces debería convertirse en la pequeña pausa, que puede viajar en la cartera, que nos puede acompañar en esa pausa de 3, 5…7 minutos con una taza en la mano…y el librito en la otra…(mis ojos se iluminaban…eso era exactamente lo que necesitaban las lectoras…)
.- entonces nada de 40 cuentos juntos!!! Quien puede leer todo eso….nada de formato tipo códice antiguo, en que cartera cabe??? Y allí estuvo entonces el librito inicial….
…una serie de colecciones, de libritos sobre pequeños deleites, efímeras naderías que sin embargo tienen el poder de hacer más bella y placentera la vida El mundo mágico que rodea al Té y los Perfumes; herederos directos de los antiguos magos, hay quienes todavía consideran a los perfumistas como los alquimistas de estos tiempos modernos y fiel a esa bucólica imagen, continué plasmando más allá de mi profesión, esta serie de “Temas Bellos” ahora en forma de realización editorial.







Nuestro angelito de espaldas es en realidad una figura rescatada de un viejo libro de fines del Siglo XIX…nos gustó así, pudoroso, recatado, él cuenta las historias, los cuentos, los chismes, es parlanchín, locuaz, pero tímido a la hora de dejarse ver.
Transporta la magia de la Fantasía, la realidad de mundos lejanos, mundos de un mundo real, que pareciera correr paralelo al de todos los días, leyendas que son creencias, y figuras mitológicas que se fueron convirtiendo lentamente con los años y los siglos en sutiles perfumes…en fragantes sabores…










Hace algún tiempo una amiga me consultaba sobre cual era la situación especial que acontecía para mí, en otoño, para que me resultara tanto más grato que la primavera. En otoño alguna vez me casé, en otoño me gusta viajar lejos a tierras desconocidas, en otoño adoro ir al mar y sólo sentarme a dejar pasar el tiempo. Mis creaciones más conocidas, tienen elementos que brotan en otoño. En otoño en fin, decidimos hace muchos meses que re lanzaríamos la Editorial.

Y sí, me puse a pensar que me ligaba a èl, mejor que a la primavera, y creo que la respuesta es que nosotros, los románticos, nos relacionamos mejor con esta estación, porque en ella es posible pensar, meditar, escribir, observar un cielo que se calma y se enfurece, un bosque que comienza tímidamente a dar sus mejores materias primas, las más aromáticas, como son los musgos y los helechos. Es en ésta época, que puedo reflexionar, cosa que la primavera, con su estallido de color, vida, movimiento y fragancias, generalmente me entorpece.

Así, en ese clima calmo que provoca en mí esta estación, pude en Mayo de este año, programar que quería una nueva etapa de la Editorial, que volviéramos a hablar sobre las fragancias, los paisajes, las leyendas, los animales… en fin, que se hablara sobre las Cosas Bellas de la Vida, las que percibimos conscientemente, y las que no. Aquellas que pueblan mi mundo vestidas oficialmente de Materias Primas y las que se expresan insolentemente a nuestras narices y nuestra conciencia y las que me cuentan y las que averiguo por ahí. Pude definir que quería por ejemplo, un libro-reportaje que el mundo de las fragancias espera hace 80 años, el creador de Chanel N° 5 nunca develó sus secretos, más que a sus “íntimos”. Y también definí que aquellos que deciden como pioneros adjuntar un aroma a la identidad de su marca, merecían tener el espacio donde relatar la osadía y empuje. Un grupo de misceláneas, sobre los viajes de los que siempre me preguntan, también existiría en forma más ordenada que cuando les cuento a nuestras clientas que tal libro ó cual película deben ser vistos, para dejarse mecer en los etéreos brazos de la fragancia. Los libros que hablen de Viajes y Travesías estarán siempre presentes en mis relatos, como los Museo del Perfume que adornan selectos lugares y opciones de un periplo concordante, si viajar siempre es edificante y perfumarse es una costumbre ineludible, ambas acciones pueden consumarse en nuestros viajes fragantes, a los poquísimos museos del mundo que nos enseñan “Cómo” éste se perfumó hasta llegar a la actualidad ó en nuestros pequeños libritos objeto que lo relaten así como los fui viviendo.

También cavilé algunos ejemplares sobre los relatos que fui coleccionando a medida que aquí y allá del camino adquiría bellas y fragantes materias primas, no el clásico relato con sus “recetas”, ya que como yo nunca los leería, dí por sentado que pocos lo debían hacer. Pero quiero sí, que se refleje el “touch de sabor” imprescindible en todo relato con magia propia y nativa, y obvio, con aroma. En última instancia, mi Equipo de Redacción, entre las que incluyo a muchas de mis clientas que me conocen desde Allá Lejos y hace Tiempo! insistió en agregar las “perlitas” de mis bitácoras de viajes, que más las divierten, y hurgaron hasta seleccionar un pequeño grupo de temas que durante este año deberá escaparse de esos apuntes, y ver la luz del sol, como por ejemplo mis relatos de gatos, que son en realidad también de perros y pajaritos y conciencia.

Amigos, lectores, equipo, gracias por acompañarme, me da mucho temor que la Editorial retome su andar y valientemente salga a la calle, también me dio mucha emoción terminar el primero de los libros que portarán el sello y me hizo mariposas en el estómago llevar el CD a la imprenta.

Pero bien, aquí estará entonces en breve, el hijito más pequeño de la familia de Arkadia.
Toda una sorpresa, los tendremos informados y esperamos que lo disfruten.

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario