Luthiers





La palabra “Liuto” siempre se situó entre mis dilecta….
...será tal vez la influencia de don Ignacio Zito….mi bisabuelo Luthier, llegado del sur de Italia, y de más allá aún en la mítica Grecia…cuando allá por la vuelta del Siglo XIX al XX se encerró en su Gualeguay adoptivo y formó la primer orquesta de señoritas del país con un único gran y misterioso primer violín….mi abuelo Vicente…
…ó será quizá que la palabra Liuto desde que en la misteriosa Edad Media fue usada por primera vez, hasta el Barroco que lo elevó a un mito, y el Renacimiento en una apoteosis, tuvo música propia….?
...el tema es que siempre de uno u otro modo quedé ligada a la música…
Con los años aprendí que la palabra Liuto define un instrumento de cuerdas paralelas a una tabla y entre sí portando un cuello largo y afilado… aunque  nunca me gustó esta definición que suena casi matemática…para mí un instrumento de cuerdas es el que me permite viajar en las notas de Mozart,  Beethoven, Verdi….y podría seguir; un instrumento de cuerdas es magia que suena en el aire por una única vez…si quiero volver a sentir el impulso tendré que volver a escuchar el instrumento, que se eleva por encima de las demás voces de una orquesta y ahí…ahí está inconfundible, podría hasta decir que me cuesta creer que un instrumento de cuerdas sean otros que el violín, el celo y el laúd que escucho en el jardín de un museo los sábados por la tarde….
Aunque mi relación actual con los Luthiers debería tener más que ver con mi trabajo que con mi construcción romántica, ya que también pude averiguar en algún viejo zoco de oriente que la palabra deriva de la más antigua “Oud” esa madera siempre buscada y tan pocas veces encontrada, por la que han llegado a delinquir con el objeto único de incorporarla a la creación de una fragancia determinada.
Pero, resultó ser que finalmente la relación fue más cercana que lo sospechado, ya que en la composición de sus barnices intervienen una serie de resinas que mejoran las cualidades de las madera y por último los sonidos del instrumento….
...y otra vez….la cercanía está más latente de lo pensado, yo utilizo la mayoría de esas resinas para dar notas excluyentes a algunas fragancias.
Así hemos construido especialmente este sector, con esmero, curiosidad y un cierto e irrefrenable cariño...iremos adjuntado una a una aquellas resinas que como la fantasía de los Reyes Magos, fueron inspirando voces, olfatos... y manos como las de Stradivarius, Guarnieri, Amati y tantos más.

Ref.: el óleo que ilustra el post pertenece al pintor italiano Bartolomeo Veneto (1502 - 153)





En Enero del 2012 fue el comienzo de un nuevo ciclo zodiacal de 12 años, que comienza con el Dragón como símbolo de bienaventuranza.
El Dragón es una criatura mítica de considerable tamaño. Tan grande que es imposible ver al mismo tiempo su cabeza y su cola. Así de ese modo, cuando menos lo esperamos, siempre tiene algo nuevo que mostrarnos. El Dragón del Zodíaco chino, no es la criatura maléfica que nos enseñan en Occidente. Muy por el contrario es un ser mágico que porta Buena Fortuna dentro de la Cultura china.
Si buscamos la relación que tiene el Dragón con las Plantas, no encontraremos una gran cantidad, pero sí algunas “obviedades”, unos buenos tés chinos que han sido bautizados con el nombre del Dragón en su homenaje, y que son realmente muy buenas cosechas. Más allá de eso podemos hablar de la Sangre de Drago, (la resina que se obtiene de la planta que hemos ilustrado y cuyo nombre botánico es Dracaena cinnabari) del color de la misma Sangre, y que se usa en Inciensos. Sin embargo es usado en Perfumería fina, en fragancias como Clarimonde, Vetiver Racinettes y Black Licorice de Ayala Muriel.
Tiene un aroma muy diferente al Incienso cuando es quemado, dulzón y espeso, recuerda viejos Perfumes y bucólicas Tierras.
Acá algunas fotos de la planta, por lo extraña, y de los trozos  como son exportados a todo el mundo, con su sello de Oro a la hoja certificando la calidad. Toda la producción actual de esta Resina viene de la mítica isla de Socotra en Yemen y llegó a Europa por la Ruta del Incienso. En el Sigo I, ya los romanos nombraban a esta exótica y multifacética resina.

Mas allá de los usos tradicionales nombrados, fue una de las preferidas por los Luthiers italianos desde el Siglo XVIII. En China es usada para ebanistería fina desde el Siglo XI.

  





No hay comentarios:

Publicar un comentario