Nuestra Historia




La Arkadia fue una tierra mítica que según la leyenda, estaba ubicada debajo de lo que hoy se conoce como Macedonia, en Grecia, sus características principales era el hecho de que los hombres que en ella vivían, hubieran optado como forma de vida, por una convivencia en paz.
También, se sabía que la belleza de sus mujeres era legendaria entre las tierras vecinas, y en cuanto a sus comarcas, éstas eran cruzadas por un glorioso río, el Alfeo, de aguas milagrosas con propiedades misteriosas que hacían que todo brote y todo florezca en la región, de hecho su nombre significa "Fuente Primordial" ó "Lugar de Inicio", el mismo nacía como de cause subterráneo en el sur de Italia, y afloraba a la superficie en la zona oeste de Grecia, donde se ubica la Macedonia, siendo éste el motivo por el que se pensaba que la misma, era la excepcional productora de hierbas que es hoy todavía.
Así la Arkadia era en definitiva, una región misteriosa y seductora, mágica, secreta y subterránea, romántica y filosófica, aunque una tierra de gran luz, armonía e inspiración; tal vez fue por alguna de esas razones, que el pintor Niccolo Poussin se enamoró de sus leyendas y pintó diversos cuadros donde plasma la vida y los pastores de la Arkadia con tal realismo, que el Rey Luís XIV se obsesionó por poseerlos en su colección, mientras que Poussin también incomprensiblemente, siempre se negó a venderlos; cuando finalmente el pintor murió, el rey ordenó comprar la totalidad de los cuadros y encerrarlos en sus habitaciones, donde los observaba con verdadera obsesión.
Otro enamorado de la Arkadia fue el Conde René d’Anjou, famoso noble del L'Anguedoc francés, y apasionado integrante (y co-fundador) del movimiento trovador, representa en la historia de Europa, un verdadero anticipo de los cultos príncipes del Renacimiento, fue una persona instruidísima, escritor, poeta y pintor, ilustraba sus propios libros, escribía poesías de gran belleza y fue el responsable de los primeros compendios de reglas para torneos de caballería; cuando por sus ideas cátaras fue perseguido por la iglesia de Roma, durante la Cruzada Albigense, Rene d'Anjou se exilió en Firenze, y allí junto a su amigo Cóssimo de Médici, fundó un lugar que sería el refugio de pintores, poetas, escritores, herboristas, trovadores, y estudiosos, perseguidos por la intolerancia religiosa; como no podía ser de otro modo el lugar se llamó "La Sociedad Arkádica", por la connotación de misterio, belleza y secreto que la misma tenía.
La Arkadia, entró y salió de las modas y las crónicas de la historia en diferentes momento y pasajes de la humanidad, tal vez,  ésta sea sólo el resultado de aplicar el romanticismo extremo a una región de mística extrema, tal vez sea el idealismo que inspira toda causa perdida en el tiempo, tal vez realmente en un recóndito lugar de la tierra exista un grupo de hombre que férreamente decididos vive y trabaja y prospera en paz… cual fuere la versión que de ella se pretenda, nosotros pensamos que valía la pena pararnos frente al espejo de la Arkadia primordial y tratar de reflejarnos, en sus ideales, en sus producciones, en su “modus vivendi”; este es el resultado, si Ud., ha llegado hasta aquí leyendo nuestra historia, hemos logrado el objetivo.



Cuando viajo, escribo, mis Cuadernos de Viaje me acompañan siempre, y ellos, son los depositarios de mis sueños y secretos, como este bosquejo que diagramé una mañana de domingo muy lejos de casa, pensando como debería ser “El Atelier” de Arkadia, un  lugar  como  los antiguos talleres de los Perfumistas originarios, que reuniera calma y trabajo, profesión y pasión...  y concluí en este dibujo que hoy comparto con ustedes. Un lugar mínimo4, casi secreto, que en lugar de vidrieras, tuviera “ventanitas por donde espiar” hacia adentro, una pequeña puerta de vidrio repartido y donde poner aquellos muebles que la nostalgia me impedía desechar. Así, mezcla de Atelier de Diseño de Fragancias y Sabores con Tienda Botánica, este Jardín Secreto, está escondido en plena City.
                                                                                                                    Liliana, Julio 2009
                                  
Cuando por primera vez pensé en plasmar Arkadia, e hice este dibujo a mano alzada, fue con al idea de llevar alguno de mis sueños a la realidad, en ese momento, esbocé este gráfico en mi cuaderno de bitácora... un par de años después se abría Arkadia…
Tienda Botánica, Aroma y Sabores de Autor, Atelier de Diseño, Delicatessen para el cuerpo, la mente y el espíritu...?
Estos y mucho más...
No por nada tantas veces me preguntan…

.- Pero vos que hacés…???

Fue entonces que intenté que el Atelier se confunda con una especie de añoso taller alquímico, un reducto de arte y literatura, un lugar donde materializar la quimera de los soñadores…



En Septiembre del 1999, Arkadia hacía su presentación en sociedad… tomó prestado su nombre de la mítica tierra griega, cuya bella historia encabeza esta sección. Aquel Atelier Original fue un lugar, como lo fuera la mítica Sociedad Arkádica, y como lo son aún los más "encantadores" Jardines Secretos... un lugar que no todos descubrían...



Con los años nos mudamos a un espacio más amplio, en el barrio más antiguo de la ciudad. De aquí salen los prototipos de los aromas y sabores más exclusivos. Todo aquello que usted pueda imaginar, cobra vida en este lugar entre secreto y misterioso, que guía a muchos de los visitantes por la fragancia que rodea al propio edificio y a los linderos. Es también aquí donde reside en forma permanente la curiosa Biblioteca de Antiguos libros de Perfumería y Gastronomía.

No hay comentarios:

Publicar un comentario